La puesta en escena del ballet Kebanna ¡impresionante!