Desireé, cada vez más cómoda en la casa, agradece desde ‘radio GH’ la salvación