Vivos y muertos, la casa de Guadalix se divide en dos grupos