Cinco 'repescados' entran en la casa