Aless y Ari, no se sienten ofendidos