Alessandro, celoso tras oír hablar a Noemí de sus ligues