Álvaro: “Mi sentido de humor es ácido y guarrete, soy un cachondo mental”