Miriam se ofrece a sustituir a Ángel en la cocina y Mónica monta en cólera: “Que ella cocine para mí, no”