Kiko Rivera, muy afectado al no superar la prueba semanal