Laura Campos y Dani Santos, los nuevos inquilinos en el punto de mira