Aída, a Alonso. "¡Eres un judas!"