Rappel, de bajón por culpa de Fran y Carlos