El plató se desmelena a ritmo de 'Mi gran hermano, mi amigo"