Irma Soriano gana el premio a la traición más dolorosa por haber nominado a Emma