El discurso de Verdeliss contra Ángel Garó recibe la respuesta más irónica: "¿Y todo por un sorbo de leche?"