Alyson, a Hiba: ¿Cómo puedes trabajar con Álex y no perder la cabeza?