Salvadora nunca se ha enfadado con su hijo