María Jesús, a su madre: "Sé que vives por mí. Sois los mejores padres del mundo"