La destrucción del Amazonas: se está deforestando el equivalente a un campo de fútbol por minuto