Puigdemont exige libertad para sus colegas encarcelados y asegura que "la época del diálogo ha llegado"