Sánchez quiere para España una posición relevante en Europa