Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada (recopilan datos sobre tus gustos y perfil).

Si continúas navegando por el sitio, estás aceptando su uso.

Puedes rechazar la utilización de cookies u obtener más información al respecto en nuestra Política de Cookies

A través de cualquiera de las páginas webs del Grupo tiene la opción de personalizar las cookies tal y como desee.

Bill Gates alerta de una grave consecuencia del coronavirus: la propagación de la malaria

  • "No hay elección entre salvar vidas de COVID-19 o salvar vidas de malaria"

  • Con la covid es aún más difícil luchar contra la propagación de la malaria

El multimillonario estadounidense Bill Gates ha vuelto a pronunciarse sobre el coronavirus en una de las publicaciones de su Blog 'Gates Notes'. En ella ha alertado de una peligrosa consecuencia que puede traer la COVID-19: la propagación de la malaria.

El cofundador de Microsoft ha comenzado asegurando que "los mosquitos no practican el distanciamiento social", además, "tampoco usan mascarillas". Con ello hace referencia a los mosquitos que provocan la malaria, "es importante recordar que el animal más mortífero del mundo no se ha tomado un descanso durante esta pandemia".

Esta enfermedad mata a un niño cada dos minutos de cada día en todo el mundo. A la carga de la malaria se ha sumado ahora la pandemia mundial: "La mayoría de estas muertes ocurren en los países más pobres con los sistemas de salud más débiles. Ahora, enfrentan la carga adicional de detener el coronavirus".

Así, Bill Gates asegura que la enorme presión que ya existe sobre los sistemas de salud en todo el mundo debido a la covid-19 ha hecho que sea aún más difícil luchar contra la propagación de la malaria.

Según el empresario estadoundense, es posible que muchos países alcancen su punto máximo de coronavirus en "el apogeo de sus temporadas de transmisión de malaria".

Su publicación en el blog recoge el análisis de la Organización Mundial de la Salud, en el que han encontrado que "si los servicios esenciales de prevención y tratamiento de la malaria se ven gravemente interrumpidos por la pandemia", las muertes por malaria en África subsahariana podría llegar a alcanzar niveles de mortalidad hace décadas.

Ante esta situación, el multimillonario es contundente: "No hay elección entre salvar vidas de COVID-19 o salvar vidas de malaria. El mundo debe permitir que estos países hagan ambas cosas".

Por ello, exige que se continúen con las campañas de prevención: "Continuar con campañas para entregar mosquiteros tratados con insecticida de larga duración, controlar las poblaciones de mosquitos con fumigación en interiores y brindar tratamiento preventivo a mujeres embarazadas y niños en comunidades de alto riesgo".

La OMS advierte de que el COVID-19 está afectando al control de enfermedades infecciosas

La directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS), Carina Etienne, ha advertido este martes de que la pandemia de COVID-19 está afectando a la capacidad de controlar la transmisión en América Latina y el Caribe de enfermedades infecciosas.

Durante su encuentro semanal con los medios de comunicación para informar sobre la evolución de la enfermedad, Etienne ha lamentado que enfermedades como el dengue y la malaria representan una enorme carga en el sistema sanitario y, junto con muchas enfermedades tropicales, tienen un impacto desproporcionado en las poblaciones pobres y vulnerables, incluyendo las comunidades indígenas, como la COVID-19.

Por ello, y debido a la pesada carga del coronavirus en los sistemas de salud y a la interrupción de los servicios esenciales, Etienne ha alertado de que está bajo amenaza el programa aprobado el mes de octubre por el cual los Estados miembros de la Organización se comprometieron a un enfoque regional para la eliminación de más de 30 enfermedades transmisibles y afecciones relacionadas para el año 2030.