El brote de coronavirus de Igualada se originó en una comida con 80 personas el 28 de febrero