Más allá de las patologías previas y la edad: otras causas que convierten a los mayores en los más afectados por el coronavirus