La desescalada: los abuelos tendrán que esperar para salir pero se podrá hacer deporte pronto