Si la economía china enferma, el mundo se contagia