Las máquinas térmicas serán una elemento más del día a día en la era del postcoronavirus