Ifema instala una cámara térmica para medir la temperatura corporal de las personas que acceden al hospital