Los test de antígenos en Madrid suman otra jornada de escasa participación: apenas acuden un tercio de los citados