Galicia vive la tarde más crítica del paso de la borrasca Ana