El gobierno estudia endurecer las penas a los delincuentes sexuales