Fernando, la imagen del dolor de Valga, despide a sus hijas y a su mujer asesinadas a tiros