La gota fría sacude con fuerza en Cataluña: fortísimas lluvias anegan calles, carreteras y estaciones de metro