El incendio de Tarragona calcina viviendas y animales en las 6.000 hectáreas devoradas por el fuego