El fuego sume a Tarragona en una avalancha de humo y llamas sin control