El rey pide demostrar una "imagen de unidad" de España que dé un entorno estable a las empresas