Claire y Sean van en busca de Thomas, un niño que escuchó a Drill en 1982