La metedura de pata de Nico en la elección de citas por la que Rosana se ha quedado hecha polvo