Amador pasa la noche con Clarita: “¡Me he pinchado al piojo!”