Fermín descongela la última croqueta de Goya