Conciertazo en el 1ºB: La música de Bruno amansa a las fieras montepinarianas