Terelu: noches de desenfreno… mañanas de quedarse dormida en la ruta turística