El gran finalista de Rosario es… ¡Jeremai!