El cameo de Pablo Martín y la obsesión por saber quién es el padre del hijo de Laura