El último novilunio del inverno hace que tengamos ganas de renovarnos