La luna creciente nos aporta mucha energía