En la boda de la Infanta y Jaime no hubo beso de los recién casados