Belén pudo pedir a Jesús que dejara los toros y dejara de mantener a su familia