Miguel Gaona, psiquiatra: "Para quitarse la vida con un cuchillo se necesita una fuerte dosis de agresividad y desesperación"