A Manuel y Julio no les dan miedo los toros ¡pero sí las serpientes y las ratas!